Estudio científico: Cómo protegerse contra la gripe sin vacunarse

image_pdfimage_print

Un interesante estudio científico en relación a cómo proteger el sistema inmune ante la gripe estacional

Cada invierno, las personas de todo el mundo se vacunan contra la influenza para protegerse contra la gripe estacional. Un grupo de trabajadores sanitarios en los Estados Unidos eligió una estrategia diferente. Tomaron una gran dosis diaria de vitamina D y funcionó sorprendentemente bien.

 

La gripe no es solo una verdadera molestia, en realidad puede ser potencialmente mortal en algunos casos. Por lo tanto, tiene mucho sentido que las personas estén dispuestas a vacunarse contra la gripe para su propia protección, pero puede haber mejores maneras. Según un estudio que se publicó en la revista científica Nutrients en enero de este año, tomar una dosis diaria relativamente grande de vitamina D3 puede ser una estrategia muy útil para evitar los síntomas gripales y similares.

 

Vitamina D en su forma activa

El estudio fue realizado por un grupo de científicos estadounidenses de diferentes universidades y fue diseñado para probar la hipótesis de que la complementación con vitamina D3 en una dosis diaria de 5000 UI (unidades internacionales), el equivalente a 125 microgramos, puede reducir la enfermedad similar a la influenza (ILI ), incluido otros virus, en personal sanitario. La vitamina D3 es la forma activa del nutriente y se cree que es una mejor opción que la vitamina D2, la forma del nutriente que aún no se ha convertido en su forma activa.

 

Al menos dos meses de complementación

Se invitó a un grupo aleatorio de personal sanitario a recibir un complemento diario de vitamina D3 durante nueve meses, mientras que otro grupo de personal sanitario al azar sirvió como control y no recibió ninguna intervención. Para ser incluidos en el análisis, los participantes tenían que completar al menos dos meses de complementación para asegurarse de que los niveles de vitamina D en su sangre fueran lo suficientemente altos.

 

Disminuyó el riesgo y la tasa de influenza

Un total de 255 trabajadores sanitarios tomaron durante al menos dos meses de complementos de vitamina D y se compararon con los 2827 colegas del grupo de control para ver cómo respondían al tomar vitamina D. Resultó que los complementos de vitamina D redujeron el riesgo de influenza. enfermedad similar y la tasa de incidencia de síntomas similares a la influenza no relacionados con COVID-19.

 

Ayuda a controlar el sistema inmunológico

No es el primer estudio que demuestra que la vitamina D puede reducir el riesgo de infecciones respiratorias. A lo largo de los años, numerosos estudios publicados han demostrado un efecto protector de este nutriente, que se sabe, entre otras cosas, que ayuda a mantener una buena función inmunológica. Una de las funciones realmente importantes de la vitamina D en relación con el sistema inmunitario es regular el proceso inflamatorio, una reacción inmunitaria natural que puede complicarse fácilmente si las cosas van mal.

 

Previene la hiperinflamación

Cuando las partículas de virus invaden nuestro tracto respiratorio a través de las fosas nasales, se lanza un ataque inflamatorio para matar al intruso y eliminar la amenaza. Esto, esencialmente, es una acción breve y altamente eficiente que se termina rápidamente. Sin embargo, en algunos casos, la respuesta inflamatoria se prolonga hasta el punto en que comienza a atacar las propias células y tejidos del cuerpo. Este es un proceso conocido como hiperinflamación e implica una tormenta de citocinas, una reacción inmunitaria grave en la que el cuerpo libera demasiadas citocinas en la sangre con demasiada rapidez. Las citoquinas juegan un papel vital en las reacciones inmunitarias normales, pero pueden ser dañinas cuando ocurren en cantidades masivas.

 

Muy importante para los ancianos

Con una cantidad adecuada de vitamina D en la sangre, su sistema inmunitario es más capaz de controlarse a sí mismo y llevar a cabo correctamente sus diferentes funciones. Por eso la vitamina D es tan importante, especialmente para las personas mayores. Las personas con un sistema inmunitario que funciona bien pueden recuperarse fácilmente de la influenza, mientras que una reacción inmunitaria violenta y prolongada tiene muchas más probabilidades de convertirse en una amenaza potencialmente letal en las personas mayores porque sus sistemas inmunitarios normalmente son menos efectivos. Ciertamente no ayuda si carecen de vitamina D.

 

Fuente:Suplemento de vitamina D3 a razón de 5000 UI diarias para la prevención de enfermedades similares a la influenza en trabajadores de la salud: un ensayo clínico aleatorizado pragmático Nutrients 2023, 15(1), 180; https://doi.org/10.3390/nu15010180

**Puede encontrar ActiveComplex Vitamina D con 1600UI (40mcg) y ActiveComplex Vitamina D Forte con 3200UI (80mcg).

+info sobre el estudio

+info

Foto

 

Manténte informad@ de la actualidad del sector y consejos suscribiéndote a nuestra web en el enlace de la derecha si estás en un ordenador o al final de la noticia si lo ves en un teléfono móvil.

Tu publicidad aquí


Importante: Debe aclararse que el responsable del sitio web no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, el autor no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

El Rincón del Naturópata

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *